Al Supremo el CUD contra abogado

Intimida a comerciantes amenazándolos con una demanda federal por alegadas violaciones a la Ley ADA.

Sábado, 2 de septiembre de 2017 (San Juan, Puerto Rico) – El presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD) Nelson J. Ramírez Rivera, radicó hoy una querella en nombre de la Institución ante el Tribunal Supremo de Puerto Rico contra el licenciado José Carlos Vélez Colón por posibles violaciones éticas. Vélez Colón amenazaba a pequeñas empresas con demandarlos ante la Corte Federal por alegadas violaciones a la Ley de Personas con Impedimentos (Ley ADA).

El abogado intimida a los comerciantes amenazándolos con una demanda federal, para luego exigir un mínimo de $3,000 para transar la misma y evitarse gastos mayores.

“Nos hemos visto obligados a querellarnos contra el licenciado Vélez Colón ante el Supremo, ya que son más de 200 los socios del CUD y comerciantes que se sienten extorsionados por las prácticas con que dicho abogado les exige dinero para transar, ya que llevar un caso en la Corte Federal conlleva costos elevados que las pymes no pueden asumir”, sostuvo Ramírez. Cabe señalar que el licenciado Vélez Colón se ha valido de alrededor de solo seis personas con impedimentos para presentar las más de 200 amenazas de demanda.

Avalado por un voto unánime de la Junta de Directores del CUD y con el respaldo de Carilyn Marrero, representante de las panaderías Manchego y portavoz del grupo de comerciantes afectados, el Presidente del CUD formalizó la querella en el Tribunal Supremo con una larga lista de anejos que evidencian la conducta cuestionable del abogado de referencia.

Todo comienza con una carta genérica donde se presenta como representante de uno de seis personas con impedimentos que le trajo a la atención alguna barrera arquitectónica en el negocio. Al final de la carta, Vélez Colón requiere el pago en 10 días, de lo contrario advierte que procederá con la demanda.

“Como institución de ley y orden, y consciente de las necesidades de las personas con impedimentos, el CUD insta a cumplir a cabalidad con la Ley ADA. Sin embargo, no podemos permitir esta práctica predadora evidenciada por una gran cantidad de cartas, documentos, correos electrónicos, comentarios en redes sociales, reuniones con oficiales estatales y federales y personas dispuestas a testificar para denunciar este abuso hacia un sector tan maltrecho y devastado en la economía puertorriqueña”, sentenció el Presidente del CUD



X