Un cafecito con la doctora Amarilis Ramos

Todo hay que hacerlo con amor y compromiso.

Su vocación es servir al prójimo, pero por sus venas corre sangre de empresaria. No es de extrañarse, pues la Dra. Amarilis Ramos fue gerente de Recursos Humanos en el Centro Unido mientras terminaba su doctorado en psicología clínica en la Universidad Carlos Albizu. De inmediato abrió su primera oficina en Bayamón, bajo el nombre de Grupo SEPI.

¿Qué significa Grupo SEPI?

Se trata del Grupo de Servicios Especializados de Psicología e Integrativos, pues integramos otras modalidades como terapia del habla, de lenguaje y ocupacional, aparte de terapias con agua y con caballos en alianza con otras organizaciones especializadas. La idea es fomentar la salud mental.

Grupo SEPI se fundó en 2012, pero fue en 2013 que sentí el impacto de necesidad en los hogares a los envejecidos y ahí es que empezamos concretamente a dar servicio a diferentes centros de cuido prolongado. Ya atendemos 104 centros gracias a los 32 profesionales con quienes contamos, entre psicólogos clínicos, consejeros psicológicos y trabajadores sociales y una patóloga del habla y lenguaje. Gracias a Dios, ya tenemos ocho oficinas en distintos municipios sin que el dinero sea obstáculo para brindar el servicio.

¿Cómo fue esa transformación de psicóloga a empresaria?

Cuando era pequeña me imaginé con una tienda de ropa, pero en el camino me di cuenta de que lo mío era servir a través de la psicología. Es increíble ver que la mayor incidencia en problemas de salud mental, por lo menos en Puerto Rico, tiene que ver con niveles altos de ansiedad y depresión por situación económica, problemas de pareja y duelo.

Aparte, hay psicopatologías que vienen con traumas en víctimas de un crimen o abuso sexual con los que trabajamos. Atendemos a más de mil pacientes divididos en dos grupos principales: personas de 65 años o más dentro de hogares; y otra población que va de 10 hasta 21 años, la mayoría removidos del hogar por maltrato o negligencia o cometieron alguna falta.

¿Qué características son más necesarias ahora que es empresaria?

Yo no tengo oficina, visito a todos los compañeros a su escritorio. Eso promueve la interacción y que no estoy en una oficina lejana, sino que soy parte del equipo y en busca de proyectos nuevos. En el momento que mejor me desarrollé fue durante una situación personal que me impulsó a seguir adelante y a tener a mis hijos bien.

Una filosofía que tengo en Grupo SEPI es que nunca me traigan el problema, preséntenme la solución. Además, he aprendido que al entrevistar es muy importante conocer el nivel de compromiso social que tiene la persona que yo contrato porque eso se refleja en el servicio.

¿Qué les diría a las mujeres que desean un negocio?

Les diría que se atrevan a crear la empresa con algo que las apasione y que no se considere trabajo. Todo hay que hacerlo con amor y compromiso para tener éxito sin poner el dinero como meta. En vez de excusas, encuentra razones para hacerlo.

¿Qué visualiza para Grupo SEPI en cinco años?

Me encantaría incorporar servicios psiquiátricos. Tener los servicios de terapia del habla y lenguaje, terapia ocupacional y física y cualquier área recreativa que fomente la salud mental, pero en una clínica con varios proveedores, en lugar de hospital. Mi meta es que en cinco años se conozca a Grupo SEPI por toda la Isla.

 

Escrito por Gregory Barrios
gregcentrounido@gmail.com



X